INICIO  | EDITORIAL  | CONTENIDOS  | SUBITE A COLECTIVA  | QUIENES SOMOS      
EL ESFUERZO COLECTIVO COMO RESPUESTA
Sobre la obra Cuando la fe mueve montaas de Francis Als
Autor: Ariel Stivala




Francis Als (1956) es un artista nacido en Amberes, Blgica que desarroll gran parte de su trabajo artstico en Mxico, pas al que emigr en 1986 dejando atrs su profesin de arquitecto.

En el ao 2000, un mes antes de la declaracin de vacancia de la presidencia por incapacidad moral de Alberto Fujimori en Per; Als visita la 2 Bienal Iberoamericana de Lima. Tras una dcada de violacin a los Derechos Humanos, corrupcin, concentracin de poderes y dominacin de los medios masivos de comunicacin por parte de la clase gobernante; el pueblo peruano comenzaba a recuperar las calles y los espacios pblicos. Por su parte, la censura haba devastado la posibilidad de construir y fortalecer un universo simblico colectivo como resultado de, en palabras de Guy Debord, una espectacularizacin de la sociedad que sirvi como elemento de distraccin para ocultar los padecimientos del pueblo. Era necesario, entonces, revitalizar los valores y emblemas de pertenencia compartida, resignificar las ideas de Patria, ciudadana, democracia y poltica. Numerosa cantidad de artistas se pusieron al hombro la empresa, como el Colectivo Sociedad Civil (CSC) que crey, como muchos aos antes lo haba credo Walter Benjamin, que ante la estetizacin de la poltica fascista de Fujimori se haca necesaria una politizacin del arte que permitiera la reapropiacin simblica con la participacin activa de la poblacin, eludiendo la lgica modernista y los espacios tradicionales de circulacin del arte. Su proyecto ms emblemtico fue Lava la bandera donde se convocaba a las personas a acercarse una vez por semana a la fuente de la Plaza Mayor de Lima para lavar sus banderas peruanas como ritual colectivo. Pronto la accin se fue replicando en otras partes del pas.

Este era el escenario con el que se encontr Francis Als cuando visit Per. Por eso, cuando lo convocaron para la 3 Bienal de Lima pens que la situacin social peruana necesitaba una respuesta pica. Como ya haba trabajado en anteriores proyectos, decidi que su propuesta para la Bienal deba estar vinculada a este contexto. Gran parte de su praxis artstica est vinculada a la idea de realizar acciones que requieran de un gran esfuerzo para obtener resultados mnimos. Como cuando desplaz un bloque de hielo por las calles de DF (Mxico) hasta que desapareciera o cuando en Panam dedic varias horas a repintar las lneas de una calle que ya casi nadie transitaba.

En este cuerpo de obras podramos ubicar, tambin, a Cuando la fe mueve montaas que inaugurara una nueva lnea para su trabajo donde la participacin activa de una gran cantidad de colaboradorxs se convierte en el elemento principal para la construccin metafrica; a diferencia de los anteriores que el artista realizaba casi en solitario.

Cuando la fe mueve montaas consisti, tal como lo define Als, en un proyecto de desplazamiento geolgico lineal donde se emprenda la tarea de desplazar una duna ubicada en las afueras de Lima a diez centmetros de su lugar original. Quinientos voluntarixs, en su mayora estudiantes de arquitectura, abastecidxs con palas formaron un lnea en la base de un mdano de arena de 500 metros de dimetro avanzando como un gran peine humano. No fue un trabajo de excavacin, sino de desplazamiento de superficie. La lnea de apaleadorxs avanzaba invirtiendo un esfuerzo programado, que corresponda a unos cuantos movimientos repetitivos bajo un sol que azotaba fuerte. Als y sus colaboradores Cuauhtmoc Medina Gonzlez (Mxico) y Rafael Ortega (Per) buscaban convertir un hecho artstico en una metfora poltica. La accin fue completamente efmera, al da siguiente nadie podra haber reconocido que en ese lugar se realiz una accin artstica colectiva. La verdadera repercusin de la obra radica en el llamado a reflexin. Estbamos tratando solamente de sugerir la posibilidad del cambio, dijo Als, y provoc, aunque fuera por un da esta ilusin de que las cosas podran acaso cambiar

El da anterior me pareci muy grande, cuando fuimos a probar las palas. Porque ramos diez personas las que estbamos ah., dice Richard Pereles, el presidente del Centro de Estudiantes de Arquitectura encargado de reclutar a lxs voluntarixs en la Universidad; Pero cuando llegu y vi la fila de las 500 personas que estaban ah, la duna se hizo ms pequea. Cuando la fe mueve montaas gener una metfora para demostrar que la salida siempre es colectiva, 10 personas no hubieran podido completar la tarea pero el esfuerzo aunado de 500, s. Que el objetivo fuera totalmente absurdo, como mover infinitesimal-mente una montaa de arena que a nadie le importaba, no hizo ms que potenciar la accin potica e instalar la idea de que cualquier cambio es posible si unimos nuestros esfuerzos.



• Pods descargar el libro editado sobre la obra en la pgina web de Francis Als - Descargar



EL CUIDADO COLECTIVO
CONTRA LOS SUJETOS (...)
Texto: Mirta Taboada
Imagen: Silvia Lucero
MENOS INDIVIDUOS,
MAS PERSONAS
Texto: Ariel Stivala
Imagen: Cintia Miola
EL PROXIMO MUNDO
Texto: Mara Beln Nieto Martinez
Imagen: Gastn Bravo Almonacid
LOS EFECTOS DE LA TRANSCULTURIZACION
Texto: Santiago Ares
Imagen: Melisa Perez y Perez